Escuela para Padres 2013

México, D.F. a 07 de junio del 2013

El pasado 16 de mayo, se llevó a cabo una vez más la escuela para padres donde se contó con la participación de excelente conferencista Víctor Manuel Sánchez, que desarrollo el tema de Comunicación interpersonal como eje central y que como siempre abrió la puerta a nuevos caminos

La comunicación es sin lugar a dudas en nuestro tiempo un motivo importante tanto de unión como de distanciamiento dentro de nuestras relaciones que tenemos. La comunicación mal manejada o entendida puede traernos problemas como la codependencia, una enfermedad que se manifiesta en el control, desde lo más sencillo hasta lo más complejo. El control que se ejerce va desde el enojo por no hacer lo que quería y nos hace perder de contexto hasta que es lo que quiero controlar. Es la codependencia, la negación inconsciente de nuestras emociones, y esta sin lugar a dudas llega a ser un problema tan grave en la comunicación, que requiere una terapia racional, emotiva y conductual. Siendo precisamente en esta forma, porque todos estamos diseñados de tal manera que somos en primer lugar pensamiento, que se traduce en emociones y que resulta al final en conductas. La codependencia se refleja finalmente en un triángulo donde existen tres personas que son la víctima, el verdugo y el rescatador y que como triángulo, tiene una estrecha relación de los tres participantes. Desde la central entre víctima y verdugo, la paternalista entre víctima y rescatador y la desafiante entre rescatador y verdugo y que sin dudarlo pueden transferirse esos roles y convertirse unos por otros.

Uno de los mayores desafíos en la comunicación que tenemos con nuestros jóvenes son los límites. Unos límites hablados e impuestos ya que las reglas están hechas para cumplirse y respetarse. Existe un concepto dictatorial, no de común acuerdo ya que precisamente es lo que ayudará a los jóvenes en el futuro a tener esas limitantes que requieren para conducirse en el futuro dentro de la sociedad.

La comunicación que tenemos nos debe hacer cuestionar, varios aspectos de ella misma, entre otros, si sabemos escuchar o simplemente oímos, si somos receptivos, si actuamos libremente o con prejuicios, si nos la sabemos de todas, todas, y que hace que  tan rápidamente saquemos conclusiones aceleradas.

Y no tenemos que pensar que la comunicación inicia con el circuito del habla, sino que por el contrario, lo más importante será saber escuchar, y para ello nos implicará primero, que sea observador, una gran velocidad de pensamiento y poder adoptar una actitud receptiva. El cumplir con ello nos hace tener retroalimentación, que es al final de cuentas nuestro objetivo final en la comunicación, y esta deberá tener un compartimento de emociones y un cúmulo de respuestas alentadoras.
El saber escuchar nos representa una habilidad y hay que ejercitarla a fin de poder ser asertivo, que va a su vez a darte ciertos derechos, el más importante a decir NO, pero también podrás equivocarte, pedir lo que necesitas, a decir lo que sientes y lo más importante a ser diferente a los demás y pedir que se te respete por ello.

angk

texto_bottom
logo_escuelaparapadres logo_tecfutbol logo_dijon
logo_informtec